La asesina confesa de un hombre en Manresa envió las fotos del cadáver a su expareja