Los ancianos hacen un uso similar de las redes sociales que los usuarios jóvenes