La mujer que eligió un funeral sentada en su mecedora favorita vestida de novia