El mar amanece enfurecido con olas de hasta siete metros en la costa Norte