El 1% de los niños adoptados son abandonados por sus padres adoptivos