Zaragoza se vuelca con su patrona