La Xunta dice que los últimos fuegos "no son casualidad" y que la situación está controlada