Vecinos de la Barceloneta protestan en la playa contra el turismo incívico