Nadie ha dormido en Tui tras la explosión en la pirotecnia que ha dejado un muerto y un desaparecido