Trump invita a turistas a la Casa Blanca, pero… no deja pasar a los británicos