Si trabajas sentado puedes sufrir trastornos músculos-esqueléticos