Teresa Romero está consciente y respira por sí misma