Stephen Hawking habla de una amenaza para la humanidad que no es extraterrestre