La mancha de lava frente a El Hierro sigue creciendo debido a las corrientes marinas