Daniel sufre el síndrome de Sanfilippo