Una persona con síndrome de Diógenes muere calcinada en su casa de Sevilla