Serrat califica la situación en Cataluña de “feria del disparate”