El tiempo seco se despide de la Península el sábado