Una prueba de sangre detecta y controla el cáncer