La procesión de cofrades y penitentes, contra los recortes sociales del Gobierno