La primavera llega con temperaturas casi veraniegas