Pocos nervios y mucho fastidio en la repetición de los exámenes de la EBAU extremeña