Perseguido por la policía, acorralado por las vacas