Paulina Rubio se mete en la piel de una mascota para pedirte que no los dejes encerrados en el coche