Paul Walker pretendía dejar Hollywood y recuperar el tiempo perdido con su hija