El Papa sobre la amenaza de atentado: "Sólo le pido a Dios que no me duela"