Pamplona, contra las agresiones sexistas en los Sanfermines