El Palentino, uno de los bares más miticos de Madrid, cierra para siempre