Un niño muere aplastado en el sofa por su padre de 122 kilos