El mundo ya tiene guapo oficial, el danés Nicklas Pedersen