Los expertos advierten de que el planeta continúa calentándose más de lo normal