Un matemático advierte de que todos podríamos morir este año