Recibe amenazas de muerte por adelgazar