Miles de medusas tóxicas invaden las playas de Barcelona