El huracán María con un potencial devastador como el de Irma recorre el Atlántico con vientos de 260 km/h