Carmena defiende las restricciones al tráfico entre críticas de improvisación