Los miembros de La Manada acuden a su primera cita de control en los juzgados