Mallorca, laboratorio de pruebas de la droga caníbal