Mad Cool Festival no canceló tras la muerte del acróbata para "prevenir un movimiento incontrolado de gente"