El agua se retira de Los Alcázares dejando paso al desastre y al caos