Una bailarina de La Scala de Milán, despedida por hablar de anorexia