Sanidad matiza la reconversión de La Princesa