La prensa británica pone cara al futuro bebé de los duques de Cambridge