Los psicólogos discrepan sobre quién dominaba en el matrimonio Bretón