Dos etarras son condenados a dos años de cárcel por poner una bomba en junio de 2003