Jamie Lynn Spears intentó sacar desesperadamente a su hija del agua