Indignación por la fotografía de los policías mofándose de la recaudación de multas