Indemnizada con un millón de euros por una negligencia médica