Incendio en Baiona: Los vecinos, entre el pánico y la desesperación de salvar sus casas