El regalo de Iker que sacó una sonrisa a Pepe: recaudar 24.000 euros para la investigación de su enfermedad